Ha llegado Septiembre y nos han empezado a apetecer reportajes de preboda más abrigados y menos calurosos. ¿A vosotros no?

Una cosa que nos encanta y compartimos con Lara y Juanki, que son unos enamorados del mar, es visitar la playa en otoño e invierno, para poder disfrutarla casi para nosotros solos. ¿Quién mejor que ellos para una preboda en la playa?

Así compartimos una tarde de cariños, bromas y juegos acompañados de su «pequeño» Beto, que también disfrutó de lo lindo con las olas.

Sin duda, el atardecer del que fuimos testigos en Cabopino (Marbella) poco tiene que envidiar al de otras playas paradisiacas.