Almudena y Juan, con los que habíamos estado de preboda en la playa, celebraron su boda en Zújar.

Después de acompañarlos durante los preparativos junto a sus familias, la boda civil se celebró en el patio del Monasterio de la Granja.
Ya sabéis lo que nos gusta una boda en la que hay tiempo para que los amigos dediquen unas palabras a los novios. Cuando esto ocurre el ambiente cambia, ¡el cariño y la alegría se unen a la fiesta!

Después dimos un paseo en Hurtan con los novios y a la vuelta nos esperaba una gran fiesta amenizada por el grupo «Por un Puñado de Tercios«.

¡Nos lo pasamos genial y queremos celebrarlo con este resumen!